13 feb / 2015

La mejor escena de X-Men Días del Futuro Pasado

Capturando a Quicksilver

La última entrega de las películas de los X-Men: X-Men Días del Futuro Pasado hizo muchas cosas, reunió a todos los personajes del elenco original con los de la secuela a la vez que deshizo algunos de los desastres causados con el final de las entrega original, pero donde realmente sorprende es en los segundos en los que Quicksilver hace su entrada triunfal al universo de los X-Men en una escena que no tiene desperdicios.

En pocos segundos el mutante hace una demostración de sus poderes impresionante desafiando la gravedad y el tiempo en una de las escenas más épicas de los últimos tiempos; emocionante, divertida y turbo-cargada de acción.

Para lograr esta maravilla los magos de los efectos especiales tuvieron que desarrollar una serie de artilugios y combinar acción real con efectos por computadora para deleitarnos con su magia visual y usando cámaras especiales para cámara lenta llamadas Phanton que tienen la capacidad de grabar hasta 3,600 cuadros por segundo logran frisar el tiempo ante nuestros ojos.

Muy temprano en la historia del cine los cineastas descubrieron la belleza que se puede alcanzar al realizar cámara lenta y luego que lo que mejor se ve en ella es la destrucción, así pues la escena: Catching Quick Silver, de X-Men Días del futuro Pasado, es uno de los mejores ejemplos para demostrar ese enunciado.

Capturando a Quicksilver en X-Men Días del Futuro Pasado

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone
Tommy Rodríguez on sabinstagram
Tommy Rodríguez
Director de Cine at TR Films
Galardonado cineasta dominicano que ha dirigido y editado varios cortometrajes de época, con más de una década de experiencia en la realización de proyectos audiovisuales, en su obra busca la belleza de las imágenes en lo cotidiano, tratando de que cada toma sea un nuevo descubrimiento y siempre intenta explorar el contenido social en sus proyectos personales.